Otto Scharmer: Diez lecciones del Covid para dar paso a la década de la transformación

Imagen de Kelvy Bird, Presencing Institute

(1) La negación no es una estrategia .

En la lista de países con el mayor número de muertes por Covid, los Estados Unidos, Brasil, India, México y el Reino Unido están en la parte superior. Esa lista, no hace falta decirlo, se lee casi como un quién es quién del liderazgo populista (y en parte autoritario) en 2020: Trump, Bolsonaro, Modi, López Obrador y Johnson, líderes que minimizaron la pandemia y retrasaron o socavaron la salud pública sin una oportuna respuesta en sus países. Líderes que habitualmente anteponen sus índices de aprobación (o los de su partido) a la salud de su gente, por ejemplo, al realizar eventos políticos masivos sin distanciamiento social (a pesar del aumento en los casos de Covid).

(2) Estamos asistiendo a un colapso de muros que, a diferencia de 1989, no están entre dos sistemas, sino entre el sistema y el yo.

El colapso actual de los muros entre el yo y el sistema se ha estado desarrollando en tres etapas y disrupciones principales. El primer derrumbe fue durante la etapa inicial de Covid-19 el año pasado. Covid nos enseñó todo sobre nuestro nivel de interdependencia, tanto social como ecológica. Cuando algo sucede en Wuhan, China, puede afectar a personas en cualquier otro lugar del mundo en semanas o meses. Cuando algo sucede en Manaus, Brasil, puede afectar a la mayor parte de América Latina poco tiempo después. Si cree que acumular vacunas lo hará más seguro en, digamos, los EE. UU. (Modelo mental de “Estados Unidos primero”), entonces probablemente no lo haya pensado detenidamente en el contexto de nuestra interconexión real.

(3) En la era del Antropoceno, las estructuras sociales son fluidas, no están congeladas.

Como ha aclarado con gran detalle el Informe sobre Desarrollo Humano de la ONU 2020 , en la era del Antropoceno, es decir, en la era de los humanos, la principal fuente de problemas somos nosotros y nuestros patrones de acción y pensamiento, a menudo obsoletos. El informe también señala que la fuente principal para encontrar soluciones radica en nuestra capacidad para reinventar y remodelar estos patrones. Aquí es donde entra en juego la próxima experiencia de aprendizaje de Covid: una de las lecciones más importantes del año pasado se refiere a cuán profundamente nosotros, como seres humanos, podemos remodelar nuestras propias formas de operar. Las estructuras sociales son fluidas, no están congeladas. Entre todas las especies de la tierra, solo los seres humanos pueden conectarse conscientemente y remodelar su futuro. Tenemos la opción de perpetuar las viejas reglas de nuestro comportamiento colectivo o cambiarlas.

(4) La verdadera superpotencia del siglo XXI es nuestra capacidad para realinear la atención y la intención a nivel de todo el sistema.

La verdadera superpotencia del siglo XXI no es los Estados Unidos o China. Más bien, la verdadera superpotencia de este siglo comenzó a mostrarse en momentos en que estábamos aplanando la curva en la lucha contra la pandemia. Se mostró cuando Black Lives Matter y los movimientos por la justicia climática se convirtieron repentinamente en fenómenos globales. Aparece donde los seres humanos comienzan a cambiar su comportamiento al realinear la atención y la intención a través de la acción colectiva basada en la conciencia.

(5) Hacer frente a nuestras sombras y puntos ciegos puede ser una fuente de transformación.

A medida que los muros que nos rodean continúan derrumbándose y colapsando y mientras los desafíos de nuestra emergencia planetaria continúan aumentando, los líderes de todas las instituciones enfrentan cada vez más situaciones que requieren que se miren en el espejo del colectivo, el espejo del todo. Lo que vemos en el espejo en tales situaciones a veces puede ser difícil de aceptar. Piense en ello como lo opuesto a nuestro yo pulido en las redes sociales. Podemos ver y reconocer una parte de nuestro yo que anteriormente estaba escondida en nuestro punto ciego. Por ejemplo, para los alemanes ese reconocimiento puede tener que ver con todo lo relacionado con el Holocausto. Para los estadounidenses puede tener que ver con el etnocidio contra los nativos americanos, el robo de sus tierras y la esclavitud de los afrodescendientes. Para los chinos, puede que tenga que ver con la violencia étnica contra los musulmanes uigures. Para los occidentales, tiene que ver con el colonialismo y todas sus formas de violencia: directa, estructural, cultural.

(6) Voltear hacia: no se puede transformar un sistema a menos que se acepte.

Permítanme resumir todo lo anterior con una simple distinción. Siempre que ocurre una disrupción, tenemos una opción: elegir entre voltear hacia o alejarnos. Voltearnos hacia el desafío al que nos enfrentamos, o alejarnos de él. Dar la vuelta y aceptar la realidad, o apartarse y negar la realidad.

Figura 1: Voltearse o alejarse: Presencia o ausencia.

(7) La evolución de la sociedad requiere una actualización de nuestros sistemas operativos.

El cambio de ego a eco que exige nuestra emergencia planetaria requiere una actualización de los sistemas operativos de la sociedad. La Figura 2 describe las etapas de esa mejora evolutiva, utilizando los ejemplos de salud, aprendizaje, alimentación, finanzas, gobernanza y desarrollo.

Figura 2: Cuatro etapas de la evolución de los sistemas, cuatro sistemas operativos

(8) Los procesos de transformación requieren infraestructuras de apoyo.

Cada proceso de transformación requiere innovación en las infraestructuras de apoyo. Si queremos transformar nuestras economías, hacer evolucionar nuestras democracias y reimaginar nuestros sistemas de aprendizaje, necesitamos crear innovaciones en infraestructura.

Figura 3: Tres condiciones actuales, tres capacidades de transformación

(9) El mayor obstáculo para actualizar completamente nuestro potencial transformador se encuentra dentro de nosotros mismos.

Cuál es el mayor obstáculo para transformar nuestras economías, profundizar nuestras democracias y remodelar nuestros entornos de aprendizaje? ¿Son las grandes empresas tecnológicas las que están estrechando su control sobre la sociedad (también conocido como capitalismo de espionaje)? ¿Es el dinero oscuro que desvía el proceso político una y otra vez? ¿Cuál es el obstáculo más importante? Tengo el presentimiento de que ninguno de los dos es el mayor culpable. Los mayores obstáculos para cambiar todo lo anterior son nuestras propias voces internas de duda, odio y miedo.

I. Transformar nuestras economías de ego a eco :

· Del PIB al bienestar planetario y humano

II. Profundizar nuestras democracias haciéndolas más distribuidas, dialógicas y directas :

· Abolir el dinero oscuro

III. Reimaginando nuestros entornos de aprendizaje integrando cabeza, corazón y manos .

La transformación de nuestras economías y el avance de nuestras democracias solo funcionarán en la medida en que podamos construir nuevos entornos de aprendizaje para el aprendizaje integral de la persona y de los sistemas, tanto en la educación como en todos los sectores y sistemas.

(10) El punto de apalancamiento más importante radica en la democratización de la alfabetización transformadora.

Se ha dicho que el Renacimiento fue provocado por un grupo central de no más de 200 personas. Ese esfuerzo transformó el mundo. ¿Qué se necesitaría hoy para encender y actualizar el potencial de un cambio transformador profundo que muchos de nosotros sentimos que está en el aire en estos días?

--

--

Coach, Agente de Cambio Organizacional, Facilitador, Orador, Escritor. Twitter: @hborgesg. Instagram: @heboga. FB: helio.borges.35. Uriji: @hborges

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Helio Borges

Helio Borges

Coach, Agente de Cambio Organizacional, Facilitador, Orador, Escritor. Twitter: @hborgesg. Instagram: @heboga. FB: helio.borges.35. Uriji: @hborges